El mantenimiento de la piscina. Química del agua.

El secreto para tener un agua transparente en una piscina pasa por mantener sus parámetros químicos dentro de un rango determinado.

Los parámetros que hay que controlar en una piscina junto con sus valores recomendados son los siguientes:

      • Cloro residual: 1.0-3.0 ppm
      • Alcalinidad total: 80-150 ppm
      • pH: 7.4-7.6
      • Dureza: 200-400 ppm
      • Sólidos disueltos: <2000 ppm
      • Ácido cianúrico: 30-80 ppm  

El gran problema para mantener cada uno de estos valores dentro de su rango es que están estrechamente relacionados. Es decir, si por ejemplo el pH está un poco bajo (ácido), se necesitará aumentar con un producto alcalino por lo que, si éste se utiliza en exceso, la alcalinidad total subirá y se originarán problemas de depósitos de calcio en la piscina y la maquinaria.

La química del agua

El cloro es el principal desinfectante utilizado en el mantenimiento de la piscina. Lo que hace básicamente es eliminar mediante oxidación las bacterias y otras materias orgánicas existentes en el agua. 

Las reacciones químicas que se producen cuando se añade Cloro al agua son las siquientes:

Cloro (Cl2) + Agua (H2O)  = Ácido Clohídrico (HCl) + Ácido Hipocloroso (HOCl)

El ácido hipocloroso es el producto desinfectante útil para eliminar la materia orgánica presente en el agua. Este ácido se descompone, según la siguiente reacción, en dos iones que no son oxidantes efectivos:

HOCl = H+ + OCl-

Esta última reacción hay que evitarla a toda costa ya que origina la degradación del agente desinfectante. ¿Cómo evitamos esta descomposición del Ácido hipocloroso? Manteniendo el pH entre 7.4 y 7.6. 

Como ejemplo, podemos decir que:

  • Con un pH de 7.2 tenemos un 80% de desinfectante HOCl y 20% de OCl- inefectivo
  • Con un pH de 8.0 tenemos un 20% de desinfectante HOCl y 80% de OCl- inefectivo

Por esta razón es tan importante mantener todos los parámetros ajustados. De nada servirá añadir más y más cloro si el pH no esta en su sitio.

Otros conceptos básicos

La Demanda de cloro se define como la cantidad de cloro necesaria para eliminar todas las bacterias presentes en el agua. 

El cloro residual o cloro libre es el cloro (expresado en partes por millón) que sobra una vez que la demanda ha sido satisfecha. Este cloro es importante porque mantiene la piscina clorada hasta la nueva dosificación.

Cloraminas y amoniaco. El cloro añadido a la piscina se combina con otros elementos presente en el agua para matar las bacterias. Pero, cuando hay presencia de amoniaco en la piscina, el cloro tenderá a combinarse con éste para formar cloraminas. Podemos resumir la acción de las cloraminas en cuatro puntos:

  • Las cloraminas no tienen poder antibacteriano, por lo que son subproductos indeseables de la cloración.
  • Las cloraminas se forman cuando hay amoniaco presente en el agua (procedente de la orina y sudor humano) y cuando no hay suficiente cloro para neutralizar el amoniaco y eliminar las bacterias.
  • Los olores a cloro y las irritaciones de ojos son causadas por las cloraminas no por "demasiado cloro".
  • El umbral de cloración sería el punto en el que hemos añadido cloro suficiente para neutralizar el amoniaco y a partir del cual el cloro empieza a oxidar las bacterias.

Lo mejor para reducir las cloraminas en la piscina es evitar su formación, con una correcta recirculación de agua, manteniendo los filtros limpios y en buen estado. Insistiendo además en que los bañistas observen una buena higiene, usando gorros de baño y duchándose antes del baño, reduciendo así la aportación de sudor y cremas solares al agua.

Supercloración. Como su propio nombre indica, la supercloración es la adición de cloro en exceso con el objetivo de eliminar todo el amoniaco presente en la piscina, además del resto de materia orgánica incluyendo algas. Es una práctica habitual en el mantenimiento de piscinas y se suele hacer una vez al mes o dos o tres veces al año, dependiendo del uso normal que tenga la piscina. 

La cloración.

Existen diversos métodos de cloración de piscinas como la electrolísis de sal (clorador salino) o el ozono, pero el más utilizado es la adición de cloro

En el mercado podemos encontrar el cloro en varias presentaciones:

  • Cloro líquido o hipoclorito de sodio. Es el más económico pero también el más inestable por lo que no puede almacenarse en cantidad. Su pH es bastante alto, entre 13 y 14.
  • Cloro granulado o dicloro sólido. Es muy estable por lo que se puede almacenar sin problemas y tiene alrededor del 60% de cloro disponible, su pH es ligeramente ácido, en torno a 6.8. Se suele diluir en agua y se vierte en la piscina.
  • Tricloro (normalmente en pastillas de 200 gr). Es el más concentrado, 90% de cloro disponible, y por tanto el más caro. Las pastillas son de disolución lenta y son muy ácidas (pH de 2.8 a 3.2), por lo que hay que poner especial cuidado en que el flotador donde se colocan no esté cerca de los skimers ni partes metálicas. Tampoco deben dejarse en el fondo de la piscina, sobre todo si es pintada, ya que queman la pintura y dejan manchas blancas. 

El inconveniente principal del cloro sólido (dicloro y tricloro) es que contiene ácido cianúrico. Es un estabilizador del cloro que aumenta su permanencia frente a la radiación solar, pero que se acumula en el agua de la piscina mermando la capacidad desinfectante del cloro. Por lo tanto, en tratamientos largos con cloro sólido es muy importante controlar su concentración ya que puede hacer que el cloro que se añada a la piscina sea totalmente inútil. Por otro lado, la única forma de eliminar el ácido cianúrico es renovar el agua de la piscina. 

 

Pídanos presupuesto ahora

 
Llámenos ahora

 

 

609 69 00 81

952 51 55 30

o pídanos presupuesto sin compromiso por e-mail

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

Sal para clorador salino

Comercializamos sal para piscinas con clorador salino en Málaga a muy buen precio. Las características son las siguientes:
 
  • Sal de alta pureza: 99,4% de contenido en NaCl
  • Bajo contenido en antiapelmazante (evita la aparición de manchas en la piscina provocadas por el hierro que contiene el antiapelmazante )
  • Específica y adaptable a todo tipo de clorador
  • Segura y fácil de usar
 
Pídanos presupuesto sin compromiso.
FacebookLinkedIn